banner
Inicio Curriculum Servicios Actividades Artículos Blog Contacto
 
PRViolencia escolar

 

   La escuela pública se encuentra atravesando múltiples cuestionamientos respecto de su eficacia. Estás críticas provienen tanto desde el exterior, de aquellos que ven con malos ojos el producto del proceso educativo actual, ya sea porque sus alumnos no aprenden, porque parecería que  la escuela no logra constituirse como garantía para la posterior inserción laboral, por problemáticas que desorbitan los intentos institucionales y gubernamentales al no poder arbitrar los medios  por no contar con herramientas que ayuden a mitigar el actual fenómeno de moda ligado a la “violencia escolar”. Desde su interior, porque el cuerpo docente, sus actores institucionales en gran parte se encuentran abatidos por una realidad que le presenta más obstáculos que medios para hacer frente a los continuos desplantes experimentados en el espacio escolar. Por quedar alienado a la incertidumbre cotidiana, tener que convivir con la desigualdad económica, simbólica, social. De tener que dedicar gran parte del tiempo laboral a trabajos asistenciales, a operar como mediador entre la institución  los alumnos y los padres.
Diariamente los medios informan una serie descomunal de situaciones agresivas en la escuela y en las salidas o ingresos a la misma. ISLA y MIGUEZ, argumentan respecto de la violencia:

“Tiene de esta forma múltiples puntos de referencia (…) Por ello nosotros la conceptualizamos, en una primera aproximación, como forma de trasgresión a usos, normas y leyes de una sociedad. De esta manera, la violencia, en su expresión física o simbólica es parte constitutiva de las relaciones sociales. Es episódica en sus manifestaciones extremas (el daño físico), pero en sus manifestaciones no extremas es cotidiana e inmanente de las relaciones sociales, pues hace parte de la tensión permanente entre el cumplimiento del orden establecido y su trasgresión” 1

Respecto del mismo concepto, Gabriel Noel, alega:

“Creemos oportuno utilizar el concepto de violencia… para hacer referencia a cualquier mecanismo de imposición unilateral- esto es, resistida – de la voluntad en el marco de un conflicto, que recurra a medios que se suponen a la vez perjudiciales y efectivos a la hora de forzar el consentimientos del otro. Siendo así, cabe hablar de violencia tanto cuando un alumno golpea al otro para obtener su sometimiento, como cuando un padre amenaza con recurrir a una golpiza o con incendiar la casa de un docente, como cuando un docente o directivo amenaza a un alumno con su internación en un instituto de menores o con el recurso a la policía.” 2

“La violencia nos remite al concepto de poder; apunta a un desequilibrio de fuerzas donde el más fuerte abusa del más débil. Si bien es dañina en sus efectos, su intención última no es dañar sino someter, doblegar, dominar, paralizar. La violencia intenta apoderarse de la voluntad, el pensamiento, la intimidad de quien la padece” 3

   Cabe destacar que la violencia no quedaría reducida a un daño físico sino que deben ser consideradas otros tipos de manifestaciones, quizá en apariencia más “sutiles” pero no menos intensas y peligrosas, la agresión psíquica y simbólica.   Actualmente se comienza a prestar atención a una violencia intraescolar que se denomina Bullying, desarrollada y trabaja en Estados Unidos y Europa. En castellano se puede traducir como intimidación o acoso.

   Se trata de una relación estrecha que se produce entre una víctima y  un victimario, donde el primero es objeto de reiterados hostigamientos por parte del segundo, a través de burlas, o mensajes ofensivosencubiertos, estos ataques reiterados produciría ansiedad de tipo paranoide ya que el chico se encuentra expectante de ser objeto de futuros ataques nuevamente, hay una clara relación de dominio. Se trata de un maltrato psicológico, la víctima por lo general puede ser una persona sumisa o retraída.

“El doble juego de violencia queda encubierto por el desborde de quien fue permanentemente intimidado, ése es el que podría utilizar un arma, saturado por las burlas del otro, pero en realidad la violencia original es la que protagoniza el acosador descontando que su víctima no contará lo que le ocurre…. Cuando, después de un episodio de violencia contra un alumno los compañeros descubren el secreto, suele ser tarde. En este modelo de intimidación-silenciamiento (vacío de denuncia) se evidencian las relaciones de fuerza qse oponen y que operan ejercitándose en diversas formas de poder sin solicitar la autorización escolar.” 4
     

   El concepto de violencia escapa a la única idea de agresión física. Se comienza a percibir modalidades violentas más difíciles de detectar ya que a veces no se evidencian en reacciones explícitas en el aula sino que se acallan en aquel que no hace voto de quejas para su defensa. En donde hay un silenciamiento que internamente se acrecienta por acumulación provocando una tensión que en algún momento se puede volver insostenible y canalizarse a través de conductas extremas y peligrosas.
  

   Esta modalidad en nuestro país está muy poco tratada y por tanto es muy difícil de detectar en el aula. Además del trabajo preventivo que se pueda pensar hacer también sería necesario detenernos en cuales serían los factores desencadenantes de estas formas actuales de expresión y en todo caso que impide que muchos alumnos opten más por el silenciamiento que por la expresión del hostigamiento sufrido. 

 

Miguez, Daniel (2002) “Inscripta en la Piel y en el Alma: Cuerpo e Identidad en Profesionales, Pentecostales y Jóvenes Delincuentes” en Religiao e Sociedade XXII 1, pp 21-56
Gabriel Noel. Versiones de la violencia. Las representaciones nativas de la violencia y su reconstrucción analítica en la escuela de barrios populares urbanos. Pág. 7 y 8
Texto extractado de un trabajo en la Revista del Ateneo Psicoanalítico, N 2”Eva Giberti, psicoanalista para Diario Clarín, lunes 13 de noviembre de 2000