banner
Inicio Curriculum Servicios Actividades Artículos Blog Contacto
 
PRViolencia y el lugar de la autoridad en la escuela

 

   No se puede dejar de abrir interrogantes referidos a la manera en que se intercepta ante la situación desencadenada, (al menos en la institución escolar alguien debiera hacerlo), ya que sus protagonistas comúnmente no pueden por si solos detectar y apaciguar las circunstancia fácilmente.
   Por ello, creo merece especial atención el lugar de la “autoridad” y de cual es el vínculo que se puede establecer con la presencia de “la violencia en las escuelas”.

   De acuerdo a la cita  se supone que existiría una relación en cuanto a que a mayor efectividad y reconocimiento de la autoridad menor espacio quedaría para la expresión de la violencia.
Respecto de la autoridad:

“…la posibilidad que tiene un agente de actuar sobre los demás (o sobre otro), sin que esos otros reaccionen en su contra, siendo totalmente capaces de hacerlo” (Kòjeve 2005:36). Interesantemente, allí donde Weber se contentaba con definir la autoridad en relación con la legitimidad, dejando de lado por omisión la cuestión de la resistencia, de la fuerza, o de la violencia, Kòjeve despliega explícitamente sus mutuas relaciones; en particular, la exclusión mutua de los conceptos de “autoridad” y “uso de la fuerza”, deteniéndose a señalar que, en el mismo momento en que la reacción o la resistencia se actualizan, la autoridad desaparece, lo cual se vuelve particularmente evidente cuando aquel que reclama autoridad se ve obligado a utilizar la fuerza: 1
    De acuerdo a la cita precedente el ejercicio de  la autoridad no solamente queda ligado al sentido de legalidad de la misma sino que se presta especial atención a que en una relación, diríamos asimétrica, alguien puede actuar sobre los demás, sin tener que apelar a la fuerza para poder ejercer la autoridad. A mayor efectividad y reconocimiento de la autoridad menor espacio quedaría para la expresión de laviolencia.

    En el área educativa, inclusive en las familias, nadie puede negar que son muchas los desafíos que se producen para poder ejercer la autoridad eficazmente, es decir, de que exista un reconocimiento voluntario.

 

Gabriel D. Noel. La autoridad ausente. La violencia en las escuelas de barrios populares en Tandil y el Gran Buenos Aires. Pág. 19